Cosquillas

Tampoco es que reaccione tronchándose de la risa, pero éste es un buen comienzo tratándose de un koala, ¿no? A ver, esas orejitas…