Y mucha más paciencia

El bulldog pequeñín quiere jugar y anda que no da la lata ni nada… hasta que pasa lo que tiene que pasar.