Desempolvando las plumas

Pepo el loro disfruta de una de sus duchas mientras nos ameniza con su parloteo. Mira cómo lo festeja y repite sin cesar: “¡Agua!”