Cómodamente en el lavabo

Este gato ha descubierto un rincón de la casa donde se encuentra realmente cómodo: el lavabo. Parece que tiene dicho huequecito tiene las dimensiones justas para proporcionar un descanso realmente satisfactorio. La humana lo somete a un interrogatorio para intentar averiguar cómo se siente ahí tirado (suponemos que es por eso). El chiste es que el minino no tiene la menor intención de moverse de ahí.