Entrando en casa

Todos hemos visto esos huecos que tienen algunas puertas en la parte baja para permitirle el acceso a los gatos del hogar, ¿pero qué pasa si no sólo se cuela el gato, sino que también se auto-invita otro animalillo?

Conste que no sabemos si el cervatillo es un habitante más de la casa. Quizás esa ranura de la puerta también se diseñó por él.