Me estoy resfriando

¡Pobre gatito! Con estos fríos que se avecinan. Mira qué carita de circunstancias… La culpa la tiene el resfriado, inoportuno como siempre.