Siesta en compañía

Uno de los mayores placeres que puede imaginar mi mente es el de echar una buena siesta en compañía. Me siento feliz de compartir esta visión con Star y Petunia (por los nombres, deduzco que dos guapas hembras de bulldog inglés). ¡Ay! Me dan hasta ganas de irme a dormir con ellas. Yo no sé si ronco, pero creo que a estas nenas no les importaría demasiado…