Taxi tortuga

No hacemos referencia a la lentitud de los taxis reales. Hay que tomar el título en el sentido literal en este caso. Una rana decide que para desplazarse lo mejor es subirse en la tortuga. Aunque sea despacio, seguro que llega a su destino.