Bañando al gato

Este gato accede a bañarse. Lo que ocurre es que no es precisamente fanático de la idea y, si ve la ocasión de escapar, lo hace.