Cantar tras la ducha

Este amigo loro también está contentísimo después de remojar sus plumas. Intuimos que se dirige inminentemente a una fiesta de cumpleaños, a juzgar por la canción…

Claro que eso no tiene porqué ser así, porque mi lorita ensaya el “cumpleaños feliz” cuando le apetece (que nunca es cuando uno se lo pide).

¡Ah! Si está cantando porque es tu cumpleaños… ¡Felicidades!