Con mucha hambre

¿Ves ese aleteo nervioso del grupillo de cotorras? No, no están celebrando nada ni bailando “Los pajaritos”. Lo que quieren es que les des algo para comer. Vámonos todos a desayunar, ¡venga!