Inseparables hasta en la ducha

Es la hora de ducharse y esta parejita de inseparables está preparada. Ahí los tienes, encaramados al lavabo, para cumplir con la higiene y así conservar ese plumaje tan bonito que tienen en perfecto estado.