Siesta en la oficina

¿Trabajas o has trabajado alguna vez en una oficina? ¿No se sufre a veces de una ligera o acusada somnolencia (sobre todo después de comer)? ¿No sería estupendo echar una cabezadita acunado/a por un culebrón pasteloso o disfrutando del silencio total?

Sigamos todos el ejemplo de este bulldog, que con su peluche-ranita no se priva del momento de descansar. ¡Ay! Ya quisiera yo despatarrarme tan cómoda a esta hora. Me tendré que conformar con ver el vídeo, a ver si el pequeñín me transmite algo de relax.