Morder es un placer

Morder… por supuesto que es un gran placer. Que se lo digan si no a este bulldog inglés pequeñín. Mira como disfruta lo que antaño fuera no sabemos qué objeto.