Más feliz, imposible

Los animales también expresan sus emociones. En este caso, no cabe duda de lo súper-feliz que se encuentra este carlino, al que acompaña su amiguito el bulldog francés y la que suponemos que es su humana favorita.

¿O sí? ¿Te cabe la menor duda?