Boxer en el trampolín

Una de las diversiones a las que yo recurriría si tuviera la oportunidad es a la de saltar en un trampolín. Da un poquito de miedo al principio, porque si no tienes mucho cuidado te puedes llevar unos cuantos castañazos de aupa. Pero digo yo que practicando a menudo se perfecciona uno con los saltos. ¿Tú qué crees?

Por lo pronto, este boxer se apunta a la diversión y eso que con algún salto sale fuera del trampolín…