Jugando con un globo

Este vídeo seguro que te pone de buen humor, porque la risa del bebé es contagiosa. En efecto, es una escena de un bebé jugando con el perro de la casa y pasándoselo de cine, a juzgar por las carcajadas.

¿El motivo? Un globo que morder. El perro intenta atraparlo con los dientes y el bebé se troncha viendo cómo el perro prueba a morderlo e incluso le acerca el globo para que no deje de intentarlo. Mejor lo ves, que está más gracioso que narrándolo.