Cerdito megacariñoso

No conozco a nadie que tenga un cerdo como mascota. Quizás hiera alguna sensibilidad al escribirlo (incluida la mía), pero es que en estas tierras el cerdo no pasa de ser un alimento, aunque se trate de un animalito listo y cariñoso como tantos otros.

Para muestra, un botón. Aquí está el amoroso cerdito de la casa poniendo a prueba la paciencia del grandote.