Gatito pesado

Un gatito con ganas de jugar puede ser un poco pesado para algunos animales que deseen estar un ratito tranquilos. Es el caso de este bulldog, importunado por un felino muy insistente que lleva su paciencia al límite. Al final, ¿qué es lo que puede pasar?

Seguro que aciertas con tu hipótesis. 😀