Jugar en la playa

Este vídeo merece la pena por la buena energía que transmite.

El paisaje es muy apetecible. Imagínate estar ahora mismo en la playa, escuchando el sonido del mar y contemplando esa hermosa inmensidad de agua. (Si lo estás, aprovecha.) 😀

Ahí está nuestro perro protagonista, escarbando en la arena blanca y con cara de estar muy contento. Es para estarlo, digo yo.