La tortuga valiente

No es la primera vez que vemos en el blog a una tortuga persiguiendo a un perro grandote. Lejos de ser la del ejemplo un caso aislado, hoy presentamos a otra tortuga valiente, que no mete la cabeza en su caparazón. Qué va…

Vas a ver la lata que nuestra protagonista le da a este pobre pit bull.