Vecinas guapas y cotillas

Las vecinas cacatúas han llegado para desayunar tranquilamente mientras te observan posadas en tu ventana. Todos tus movimientos están siendo registrados. Cuando terminen con el desayuno, se apresurarán a divulgarlos por el barrio. Estás avisado.