El gran jefe Gato Sentado

Mochi es un gato persa que no se ajusta al convencionalismo de que sentarse es propio de humanos.

Apoyarse en lo que nosotros llamamos “posaderas” es una de sus posturas favoritas mientras que arregla su bello pelaje. Pero, además, también suele entrar en estado contemplativo mientras está cómodamente sentado.

Sabio gatito, que alterna entre distintas posturas relajantes.