general

¿Cuál es el crecimiento normal de nuestra mascota?

El período que transcurre entre el destete y el 9° mes de vida se caracteriza por un rápido e imponente crecimiento. Estos fenómenos se manifiestan de manera más o menos evidente en todos los animales gracias a la interacción de diversos factores: genéticos, alimentarios y generales (ambientales, de salud, etc.).

La especie – perro o gato-, la raza, pensando en un Chihuahua, un Perro de aguas o un Yorkshire en comparación con un Pastor alemán, un Dogo o un Mastín— y el sexo —el macho más grande y musculoso que la hembra— desempeñan el papel principal en la determinación del peso, la altura y la morfología final.

Desde un punto de vista ideal o estadístico podemos saber cuál es el tamaño de un perro o gato determinado, cuánto debería pesar, medir o crecer diariamente si todo se desarrolla con normalidad. De esta “media” general se apartan luego algunos ejemplares, del mismo modo que algunas personas son más altas o más bajas, pesan más o menos, etc. Al no ser máquinas o instrumentos, la diversidad es la regla.

Pesando al gato cada semana o cada mes se verán claramente las variaciones. En el perro las diferencias individuales y de raza son aún más acentuadas. También para esta especie resulta útil realizar mediciones periódicas de la altura en la cruz y el peso. Aproximamente podemos considerar que durante los primeros 5 meses de vida el perro debe aumentar 2-4 gramos al día por cada kilo de peso cuando es adulto.