Cuando el cuervo juega

Ésta es la historia de una tarde cualquiera en la que una familia salió al exterior a jugar a la pelota.

Uno de los miembros de la familia es el cuervo juguetón que vas a ver. Tendrá que disputarse la pelota con el pastor alemán de la casa.

No se ven muy compenetrados éstos dos, pero tampoco enemistados. Menos mal… 😀