Una siesta en la manga

La cotorra Chibi se está relajando. Es la hora de su siesta. Se reclina sobre la mano; se tapa con la manga y descansa su cabecita en una mini-almohada para la ocasión.

No, no está enferma ni nada. Al contrario, está muy bien, consentida y nosotros que nos alegramos por ella. Qué relax… Mmmm…