El ladrón de correo

Baron es un gato que cada mediodía, a las doce en punto, se sienta frente a la puerta esperando un momento muy especial: la llegada del cartero con la anhelada correspondencia. En esta ocasión, una cámara es testigo de su travesura. Aunque también hay que decir que él no se molesta en ser discreto.

Lo suyo no es revolver las cartas, como este otro amigo. Baron, literalmente, “caza” la correspondencia y se la lleva como un trofeo a… quién sabe dónde.

Al parecer no es un mito que muchas mascotas tienen debilidad por los carteros. Les hacen la mañana muy interesante, ¿no? 😀