Gatos en la nieve

Es conocido que pocos gatos son aficionados al agua, pero… ¿y a la nieve?

Hay que ver cuánto gana el agua para los felinos cuando cambia su textura. Si no, fíjate en esta escena en la que los dos gatos protagonistas se persiguen, se entierran y se revuelcan divertidos en la nieve.

Y si lo resistes, contempla uno de ellos (la gatita Elaine), que se entierra completamente en la nieve y se queda tan a gusto. A mí me duele hasta el último hueso del cuerpo cuando veo esto. ¿Cómo podrá?