conejo enano

Conejo enano, un curioso compañero

Otra de las mascotas que ha logrado ganarse el corazón de los más pequeños de la casa es el conejo enano.

Un animal al que pueden transportar de un sitio a otro sin demasiados problemas y con el que suelen pasar momentos muy divertidos jugando al pilla-pilla o dándole de comer algunas de las frutas que tanto le gustan.

Si estás pensando en poner un conejo enano en tu vida, te aconsejamos que te plantees seriamente la opción de adoptar, antes que la compra.

¿Por qué? Porque hay muchos conejos esperando que alguien les de ese buen hogar que no supieron o quisieron darle sus primeros dueños.

Y, además de darles un nuevo hogar, evitaremos que criadores sin escrúpulos exploten a pobres conejas para tener gazapos disponibles para la venta.

¿Qué le hace falta a un conejo para tener una vida plena?

Mantener a nuestro futuro conejo en unas condiciones óptimas de vida es una tarea más sencilla de lo que mucha gente piensa. Para que se encuentren garantizadas todas sus necesidades, tan sólo es necesario:

1) Una jaula, que debe ser de un tamaño mínimo de 100 cm, para que se encuentre cómodo y pueda moverse sin problemas en su interior. Imprescindible, que tenga un espacio para contener su heno y su comida.

2) Poder disfrutar de un par de horas al día de libertad vigilada en algún rincón de la casa. Si no es posible tenerle controlado ese tiempo, procurar alejar todas las cosas que puedan ser un objetivo potencial para sus dientes y con los que pueda hacerse daño (los cables son uno de sus peores enemigos).

3) Un bebedero de bombín o biberón con agua en abundancia, para que pueda beber siempre que lo desee. Conviene sujetarlo bien a la jaula, ya que muchos tienen la tendencia de tirar de él hacia arriba y terminar por tirarlo al suelo.