erizo africano

Erizo africano, la alternativa perfecta al hámster

El erizo enano africano ha conseguido convertirse, en un corto período de tiempo, en una de las mascotas que más gustan a los niños, por su simpático aspecto y la facilidad con la que pueden manejarlo.

¿Dónde puedo adquirir un erizo africano?

El mejor lugar para adquirir este tipo de mascotas es un criadero especializado.

Es posible que nos pueda salir un poquito más caro que en una tienda de mascotas, pero por lo menos tendremos la tranquilidad y garantías de que el animal que nos llevamos a casa se encuentra en perfectas condiciones de salud.

No sólo es importante por eso, ya que a diferencia de las tiendas de mascotas, un criador especializado puede darnos valiosos consejos que nos ayuden a criar a nuestro pequeño erizo.

¿Qué tipo de habitáculo necesita para vivir?

Aunque puede adaptarse a cualquier tipo de habitáculo que tenga el fondo plano y unas medidas mínimas de 80×40 cm, la vivienda ideal para un erizo es un terrario, para que en su interior puedan reproducirse las condiciones de su hábitat natural.

¿Por qué un terrario? Básicamente porque, gracias a sus paneles laterales y el cierre de la parte superior, se evita que el erizo esté expuesto a corrientes de aire, además de mantener mucho mejor los 22ºC a los que debe estar su casa.

¿De qué se compone la dieta básica del erizo?

Los erizos son animales insectívoros. Es decir, basan gran parte de su dieta en la ingesta de pequeños insectos que se encuentran en su hábitat natural.

¿Esto quiere decir que debo darle bichos a mi erizo? Si quieres que tenga una dieta lo más equilibrada posible, vas a tener que hacer ese pequeño sacrificio por él. No es una cosa que resulte agradable a la vista, pero hay nutrientes que sólo puede obtener de ellos.

Además de los insectos, otra de las cosas que les encanta devorar a los erizos es el pienso de gato (mejor que sea de gama alta para evitar que engorde demasiado) y una buena variedad de frutas y verduras, entre las que se encuentran: la sandía, el melón, plátano, el pepino… etc.