siamés, compañero real

Siamés, un compañero real

Una de las razas de gatos que gozan de más popularidad en todo en el mundo es el Siamés (al que también se conoce como Gato Siamés o Thai). ¿Cuál es la clave de su gran éxito?

Muchas son las virtudes que adornan a este precioso gato, pero quizás, una de las cosas que le ha llevado a ser el gato preferido en multitud de hogares del mundo, es la facilidad con la que se puede educar.

Orígenes del Siamés

Los orígenes del Siamés, tal y como se puede deducir por su nombre, hay que buscarlos en el antiguo Reino de Siam, el cual se encontraba situado en lo que hoy conocemos como Tailandia, donde eran criados para permitir que el alma inmortal del difunto rey, penetrara en su interior y pudiera dar con su presencia, el beneplácito a su sucesor.

Características físicas

Aunque una gran cantidad de personas lo desconoce, existen dos variedades de Siamés: tradicional o Thai y el moderno.

¿En qué se diferencian? En la forma de su cabeza y sobretodo en su cuerpo. La cabeza y el cuerpo del Siamés tradicional, tienen una característica forma redondeada, mientras que el moderno tiende a ser mucho más estilizado de cuerpo y poseer una cabeza de forma triangular.

Hecha esta pequeña diferenciación, con la que espero ayudaros a la hora de elegir una u otra variedad, pasemos a ver cuáles son los puntos comunes de ambas variedades:

  • Ojos de color azul intenso
  • Pelaje corto y fino
  • Comparten algunas de las coloraciones de pelaje básicas

Carácter

El Siamés, es uno de esos gatos a los que les encanta estar pegado como una lapa a su dueño (lo digo por experiencia) Son animales muy sensibles, a los que les gusta cotillear cada rincón de la casa y estar en permanente movimiento.