periquito

Periquito australiano

El periquito australiano, también conocido como ondulado, es uno de los pájaros más populares de todos los que existen en Australia.

Adaptado desde hace muchos años a la vida en cautividad, es hoy en día una de las mascotas preferidas por una gran cantidad de hogares en todo el mundo.

¿Por qué tener un periquito?

Porque son animales que dan mucha alegría al lugar en el que viven con sus diferentes sonidos y su colorido plumaje. Y son mascotas cuya manutención es perfectamente asumible por cualquier bolsillo y que no necesitan disfrutar de amplias jaulas para vivir cómodamente.

Otra de las virtudes de estos simpáticos pájaros es que tienen la capacidad de repetir algunos de los sonidos que se encuentran en su entorno, como el canto de otro pájaro o el que realice su compañero de jaula.

¿Pueden llegar a hablar? Hay algunos ejemplares que pueden llegar a repetir algunas palabras (ningún pájaro habla; sólo imitan los sonidos), con mucha constancia y dedicación, pero la mayoría de ellos sólo son capaces de imitar ruidos.

No debes desilusionarte por ello, ya que también se pueden entrenar para que realicen algunos trucos sencillos, que pueden ir, desde posarse en tu hombro al estilo pirata, hasta completar pequeños circuitos.

¿Cómo se si es macho o hembra?

A diferencia de los loros, distinguir el sexo de nuestro periquito es tan sencillo como observar con atención la coloración que posee la parte superior de su pico. Esta parte, a la que se conoce como cera y que recubre los orificios nasales del animal, será de color marrón si nuestro periquito es una hembra y azul si es un macho.

¿Y si la tiene de color rosa? Si el periquito tiene la cera de color rosa, indica que es un ejemplar de corta edad. Para distinguir su sexo, habrá que esperar unas semanas para ver cuál es su color definitivo.