Maine Coon, súper gato

Maine Coon, el súper gato

¿Puede llegar a pesar un gato más de 10 kilos y estar en su peso ideal?

Sí, pero solo si se trata de un Maine Coon, la raza de gatos domésticos más grande de todas cuantas existen en el planeta.

¿Por qué son tan grandes este tipo de felinos?

Continúa leyendo un poco más y conseguirás saciar tu curiosidad, además de conocer muchos más datos sobre este campeón felino.

¿De dónde procede este gato?

Al igual que sucede con una gran cantidad de razas de perros y gatos, existe un gran vacío documental sobre los orígenes del Maine Coon.

Lo único que conocemos con certeza es que estos gatos fueron transportados desde la fría Escandinavia hasta el estado de Maine (Estados Unidos). Cómo llegaron y quién se encargó de su transporte es un misterio complicado de descifrar.

Entonces… ¿las historias que lo entroncan los vikingos o María Antonieta no son ciertas?

A día de hoy, lo único que podemos decir de ellas es que son leyendas de las que es muy complicado saber cuánto de verdad y de mentira pueden tener.

Características físicas

Aunque lo que más llama la atención del Maine Coon es su poderosa anatomía (para la que no existe ningún tipo de restricción de centímetros), no es menos llamativo el precioso pelaje que lo adorna.

A pesar de que no se ponga ningún tipo de límite a su tamaño, sí que se especifica en su estándar cuál es el peso ideal en el que debe estar un ejemplar de esta raza, y es el siguiente: de 4 hasta los 6 kilógramos para las hembras y de 6 hasta 11 kg. los machos (mucho más que algunos de los perros que tenemos en casa).

Carácter

A pesar de que tenga un gran tamaño, que puede llevar a pensar que es un gato complicado de manejar, el Maine Coon se caracteriza por ser un animal muy sociable al que le encanta convivir con todo tipo de personas.