Kong

El Kong

¿Tu perro es incapaz de quedarse quieto un solo minuto?

¿No te deja leer tu libro favorito tranquilo?

Conozco algo que puede solucionar todos tus problemas de un sólo plumazo y devolverte esa paz que tanto echas de menos.

Se llama Kong y está especialmente creado para que perros como el tuyo puedan estar entretenidos durante horas, mientras intentan descifrar la manera de sacar el contenido de su interior.

El Kong, es uno de los mejores juguetes educativos que existen en el mercado, por su increíble calidad-precio, pero sobre todo por la capacidad que tiene para atraer la atención de todo tipo de perro.

¿Cómo tengo que usarlo?

Tal y como se puede apreciar en la imagen que acompaña este artículo (ahí arriba), el Kong tiene en su parte inferior un orificio, para que introduzcamos esa comida que tanto le gusta a nuestro perro.

¿Qué es más recomendable introducirle? La verdad es que no hay ningún tipo de comida que sea más adecuada que otra, ya que el verdadero objetivo que se persigue con el Kong es mantenerle entretenido.

Si no quieres llenarle el juguete de premios, puedes meterle su comida de siempre y un trocito de su premio entre ella, para que cuando lo encuentre asocie el Kong con algo bueno.

Una de las técnicas infalibles para que no puedan sacar el contenido a la primera es apretar los gránulos de tal manera que sea imposible hacer que salgan al golpearlo contra el suelo.

Cuanto más complicado les resulte sacar el contenido, más entretenidos estarán y se comerán con más ganas lo que su juguete les da.

¿Puede mi perro tener uno?

Si piensas que tu perro no puede tener uno de estos juguetes porque lo va a hacer trizas en un momento, estás muy equivocado.

El material en el que se fabrican los Kong está especialmente pensado para resistir todo tipo de mandíbulas, por muy grandes y fuertes que sean.