agaporni

Agapornis

Volvemos a poner nuestros ojos en esa gran familia de las Psitácidas (en la que se encuentran animales tan conocidos como los periquitos o las ninfas), para conocer un poco mejor a otros de sus simpáticos a la par que adorables integrantes: los Agapornis, conocidos más comúnmente en España como Inseparables o Loritos del amor, en Latinoamérica.

¿De dónde vienen estas aves?

A pesar de que un numeroso grupo de la familia son originarios de Australia, los Agapornis no vienen de allí.

Estas bonitas aves, de plumaje tan colorido, tienen su hábitat natural en el continente africano, concretamente en una gran franja que recorre gran parte de las tierras costeras y algunas del interior, que miran hacia el Océano Índico.

¿Por qué se las llama Inseparables?

Se las llama así por el gran vínculo que establecen con el Agaporni del sexo contrario que eligen como pareja. A tal grado de compenetración llegan que, durante la incubación de futuros polluelos, el macho va llevando comida a la hembra para que no tenga que dejar su puesto.

Pero no solo eso, ya que, cuando los pequeños han salido del huevo, van haciendo turnos para cuidarlos.

Quizás la muestra más evidente del amor incondicional que se procesan el uno por el otro, es la que puede llegar a producirse con el deceso de uno de los integrantes de la pareja.

¿Qué sucede? Pues que se abandonan del tal manera que es posible que, en el transcurso de unos días o semanas, acompañen a su querido/a compañero al más allá.

¿Son fáciles de mantener?

Son pájaros para los que no se necesitan tener grandes conocimientos para que tengan una vida plena y feliz.

Su manutención, a base de fruta fresca y semillas, es asumible por cualquier tipo de bolsillo al que le guste disfrutar de la compañía agradable de estas cariñosas y coloridas mascotas.