Nora, la gata pianista

Hace algunas semanas, mientras estaba buscando algunas cosas por YouTube, me topé con una curiosa minina, que tocaba el piano con sus patas como una auténtica profesional.

(Aquí tienes el vídeo: La gata pianista.)

Al principio, pensé que se trataba de uno de esos videos falsos, en los que se montan las imágenes de tal manera que parecen verdaderas.

Pero al verlo un par de veces más, decidí investigar al respecto y averiguar, además de su nombre, porqué tenía esta peculiar afición.

Fue así como descubrí que se llamaba Nora y su interesante historia, que vamos a compartir.

¿Quién es Nora?

Nora es una gata común, gris y atigrada, que el matrimonio Yow adoptó de un refugio de animales hace unos cuantos años para que les hiciera compañía.

Lo que no podían sospechar es lo mucho que les iba a cambiar la vida la presencia de este animal en casa.

Un día, mientras la señora Yow estaba dando una de sus habituales clases de piano a un alumno, se dio cuenta de que, en el piano de al lado, la gata estaba pulsando algunas teclas del mismo con una de sus patas.

Este curioso comportamiento, que su ama atribuyó a que su mascota quería que le prestara su atención, fue repitiéndose a lo largo del tiempo, llegando a convertirse en un sonido más de la casa.

Al ver que la gata lo hacía sin que nadie estuviera presente en esa misma sala, decidió grabar una de sus ‘actuaciones’ y colgarla en YouTube, para que el resto del mundo pudiera conocerla y conseguir que alguien le diera una explicación razonable sobre su comportamiento.

No sólo consiguió que una prestigiosa universidad estudiara detenidamente su caso, sino que también hizo de su peculiar gatita un auténtico fenómeno mediático en medio mundo.

¿Por qué toca el piano?

Es algo que no podemos saber con certeza, ya que Nora no nos puede explicar el motivo, pero yo me inclino a decir que es, simplemente, porque le gusta el sonido que produce.

¿Tú qué crees?