ajolote

Ajolote, una mascota bastante peculiar

Si eres una persona curiosa, a la que le gusta descubrir cosas que se salen de lo común o sorprendentes, es bastante probable que te hayas topado alguna vez con la imagen de un animal de apariencia bastante similar a la de un pez o un tritón, con una cara bastante simpática y que responde al nombre de ajolote o axolote.

Los ajolotes son uno de los anfibios más curiosos de todos cuantos existen en nuestro planeta.

Tienen su origen en México, donde se encuentran en grave peligro de extinción por culpa de la gran destrucción a la que están siendo sometidos sus hábitat naturales.

¿Es legal tener un ajolote como mascota?

Puedes tenerlo en casa sin ningún tipo de problemas, siempre y cuando te asegures de que estás comprando un ejemplar o varios criados en cautividad.

¿Por qué hay que asegurarse? Básicamente, para no ser cómplices de la captura y venta de animales salvajes.

¿Por qué tienen ese aspecto tan extraño?

Porqué… No se sabe muy bien la razón, la mayoría no es capaz de terminar de culminar su metamorfosis y llegar a la fase adulta o final de su desarrollo. Algo que no les impide aparearse con otros ejemplares y reproducirse sin ningún tipo de problemas.

¿Qué se necesita para tener uno en casa?

  • Un acuario de unos 70 a 100 cm de largo, en el que puedan mover su 30cm de tamaño, sin ningún tipo de problemas. Para evitar que puedan escaparse, debe tener una altura mínima de 15 cm.
  • Un filtro de carbón activo, como el que se usa con las tortugas acuáticas y filtrado biológico, que ayude a mantener el agua libre de residuos. Un agua, que hay que tratar para eliminar todo resto de cloro, procurar que permanezca lo más estancada posible y mantener a una temperatura constante de 20º C.