cobaya

La cobaya como mascota

Una de las alternativas más interesantes y populares a los hámsters, dada su mayor esperanza de vida y facilidad con la que se pueden manejarse por todo tipo de personas, son: las cobayas o conejillos de indias.

Estos animales, usados desde hace demasiados años para realizar todo tipo de experimentos científicos, son una de las mascotas ideales para todas aquellas personas a las que les encantan los animales, pero que desgraciadamente no poseen es espacio necesario para tener un gato o un perro.

¿Qué cobaya es la mejor para principiantes?

Aunque todas las cobayas necesitan bastante poco para tener una buena vida, el mejor tipo para iniciarse en este apasionante mundillo es una cobaya inglesa o americana.

¿Por qué esta y no de otro tipo? Pues porque este tipo de raza no necesita necesario ningún tipo de cuidado especial para que tenga el pelo en perfectas condiciones.

¿Qué otras ventajas tiene este tipo de animal?

Como hemos dicho anteriormente, son animales bastante tranquilos, que se dejan manejar por cualquier persona, sin que exista el riesgo de llevarse un mordisco de recuerdo.

A diferencia de otros roedores, si nuestra hembra se queda embarazada no tendremos que buscar una gran cantidad de sitios en los que quieran quedarse con las crías, ya que el número de ejemplares que tienen en cada camada está entre 1 y 4.

¿Qué necesito para tener una en casa?

  • Una buena jaula, de por lo menos unos 100cm de longitud, en la que pueda encontrarse cómoda y sea posible introducir todos los elementos básicos para su alimentación y entretenimiento, sin restarle demasiado espacio.
  • Un bebedero y comedero, a prueba de mordiscos, que sea sencillo de limpiar, colocar y sobre todo, sea complicado de volcar.
  • Un refugio en el que pueda esconderse siempre que lo desee y pueda reposar tranquilamente durante el invierno.