gato en la calle

¿Dejas que tu gato salga a la calle?

¿Tu gato es de los que salen a la calle y vuelven cuando se acuerdan… o suele preferir quedarse en casita y rara vez sale de ella?

Los gatos que deambulan por la calle (o que no tienen hogar) “disfrutan” de libertad. Nótense las comillas en el “disfrute”, porque cuando un gato pone un pie fuera de su hogar está en terreno peligroso.

Piensa en el tráfico solamente. Por desgracia, este año me ha tocado ver a dos gatitos que fueron arrollados por los coches.

Al tráfico, súmale las inclemencias meteorológicas (tanto la exposición al sol, como el frío congelante), sigue sumando escasez de comida o ésa que el gato encuentra y le sienta mal. Insectos, pesticidas…

¡Ah! ¿Y qué hay del daño que el animal puede sufrir causado por otros animales o por humanos crueles?

Cuando un gato está fuera de casa… se la juega. Eso explica que los gatos callejeros vivan una media de cinco años. Muy poco tiempo, comparado con lo que viven los gatos “de interior”, que pueden llegar a cumplir hasta veinte añazos.

Es cierto que muchos gatos se divierten fuera de casa, pero también pueden hacerlo dentro, ¿no? Pueden mirar por la ventana, jugar con sus peluches, comer sano, descansar sin peligro, etc.

Por todo lo dicho, no te sientas muy culpable de estar privando a tu gato de esa libertad de corretear por la calle, si es el caso. Quizás pierda ese ratito de aventura, pero está ganando en salud, protección y cariño, ¿no te parece?

Imagen de Difusa