gatito

¿Elijo gato o gata?

Normalmente cuando se elige un animal no tenemos respuesta a si va a ser mejor tener un macho o una hembra. Ambos darán mucho cariño y compañía, independientemente del sexo. Pero sí hay un aspecto importante a tener en cuenta: la esterilización.

Un gato sin esterilizar es un dolor de cabeza, ya sea macho o hembra.

Cuando las hembras entran en celo, lo cual pasa varias veces al año y dura un par de semanas, se convierten en artistas del escapismo y atraen a ruidosos pretendientes desde muy lejos.

Hay quienes opinan que los machos son peores en términos sexuales: Empiezan a marcar territorio con su orina impregnada de feromonas, y ésta tiene un olor que no sólo es desagradable sino que además es imposible de erradicar; además, salen a vagabundear y se pelean.

La esterilización ayuda eliminar esa tendencia a marcar con orina, pero esa conducta incluye otros aspectos que veremos más adelante.

Los expertos, entre ellos prestigiosos criadores que mantienen a los gatos “enteros” para poder reproducirlos, coinciden en afirmar que la esterilización es fundamental para que un gato sea una buena mascota, sin importar que sea macho o hembra.

Una importante contribución que han logrado quienes participan en las exposiciones de gatos es que los animales puedan competir, aunque estén esterilizados, en una categoría especial.

Es un aspecto muy progresista en las exposiciones, y ayuda a quienes quieren exhibir a sus gatos pero no reproducirlos.

Cuando los gatos se han estabilizado, ¿son mejores los machos o las hembras?

La respuesta depende de a quién preguntes. Hay quienes opinan que los machos son más sociables; otros afirman que las hembras son más listas.

Quizás la principal razón por la cual hay personas que prefieren un género u otro se debe a que siempre han tenido machos o siempre han tenido hembras, y sus experiencias han sido buenas y no ven razón para cambiar.

Si estás pensando en adoptar un gatito con pedigrí, puede que no te permitan escoger entre un macho o hembra. El criador ofrecerá únicamente machos, sobre todo si esa raza es especial o novedosa.

Esto se debe a que conserva las hembras como parte de su población reproductora o a que sólo las comparte con las personas que están dispuestas a criar a la gata según sus recomendaciones.

Tanto los machos como las hembras son buenas mascotas y no hay razones para inclinarse hacia un lado u otro.

Si tienes una preferencia personal, déjate llevar por ella. Si no, decídete respecto a los demás puntos y luego escoge el animalito de encaje mejor en tus criterios, ya sea macho o hembra.

Imagen de Four Doxn