comida para peces

¿Qué le doy de comer a mi pez?

Al igual que sucede con las tortugas y muchos otros animales que se salen del ámbito de mascotas comunes (no quiero decir que sean raras, sólo que la gente no tiene tantos conocimientos sobre ellas), la alimentación que solemos darles a nuestros amigos los peces, no siempre es la más adecuada.

Y es que, aunque la comida seca de toda la vida que todo el mundo conoce y recomienda, cubre una parte de los nutrientes que deben consumir, hay muchos otros productos que nuestro pequeño compañero necesita comer para tener una vida larga y feliz.

¿Cuáles son estos productos?

Antes de hacer una pequeña lista con los alimentos que puede o debe comer tu pez, es necesario que conozcas con todo lujo de detalles, cuáles son sus necesidades alimentarias específicas. No vaya a ser que te gastes el dinero en comida que le haga más mal que bien.

1) Alimento vivo. Por ejemplo, pulgas de agua, camarones, larvas de mosquito…etc.

Una comida cada día más fácil de encontrar en los establecimientos de animales a los que acudimos habitualmente, en el que los peces pueden hallar un aporte bastante importante de nutrientes esenciales. Un alimento que se debe utilizar con mucha precaución, ya que puede traer sorpresas inesperadas en forma de microorganismos patógenos (portadores de enfermedades, vaya).

2) Alimento seco. El de toda la vida que nos han vendido siempre que hemos comprado un pez en cualquier establecimiento. Tal y como ya hemos dicho anteriormente, no debería ser la única comida que engullan nuestras mascotas.

3) Alimento liofilizado. Muy similar al anterior en presentación, pero de composición mucho más rica.

4) Papillas. (¿Lo dices en serio?) Totalmente, además es una comida que se puede hacer en casa.

5) Alimento fresco, Se les puede dar muy de vez en cuando y en trozos adaptados a la anatomía de tu mascota. Al igual que el alimento vivo, puede fastidiarnos un poco el agua con visitantes inesperados.

6) Alimento congelado. No tiene todos los nutrientes del fresco o el vivo, pero es mucho más seguro para los peces. Si vas a utilizarlo, descongélalo en un recipiente con agua de la pecera, para hacerlo más apetitoso para tus peces.