clicker

Educar a tu perro con un clicker

Existen un sinfín de métodos de adiestramiento para perros que prometen hacer de nuestro mejor amigo un súper perro si seguimos al pie de la letra sus instrucciones.

Unas instrucciones, que suelen ser bastante aburridas, tanto para el perro como para el amo.

¿No hay ninguna forma de enseñarle a realizar trucos sencillos de forma más divertida? No sólo hay una, sino muchas. Pero hoy nos vamos a centrar de forma exclusiva en el clicker.

¿Qué es un clicker?

El clicker es una magnífica herramienta, utilizada por un gran número de adiestradores, que puede usar desde el dueño más inexperto al más experimentado.

¿Por qué la utilizan los adiestradores? Además de su gran sencillez, la cualidad que más aprecian del clicker es la rapidez con la que suelen asimilar sus alumnos caninos su sonido con algo agradable.

No es que suene especialmente bien, ya que lo que produce el sonido es una lengüeta de metal introducida dentro de una pequeña cajita de plástico (aunque ahora hay de muchos otro modelos), pero lo que les gusta a los perros no es como suena, sino porqué suena.

¿Cómo se utiliza el clicker?

Supongo que pensarás que, para un objeto tan sencillo como éste, no es necesario leerse un enorme manual para utilizarlo, ya que sólo hay que presionar la lengüeta y estás casi en lo cierto.

No hay que ser experto para saber cómo funciona, pero sí se deben tener ciertas nociones básicas para aprender a utilizarlo correctamente.

El clicker se utiliza para educar a los perros utilizando el refuerzo positivo. Es decir, ayudando al animal a asociar el click con caricias, comida o actividades que resulten agradables tras conseguir realizar un ejercicio o aprender un nuevo truco con éxito.

¿Qué tipo de perro puede aprender con él?

Aunque suele usarse mayoritariamente con cachorros, no existe ningún tipo de impedimento para utilizarlo con perros adultos. Ellos también pueden aprender a hacer cosas, aunque su ritmo de aprendizaje sea más lento.