estanque en el jardín

Tortugas: Un estanque en el jardín

Ahora que se acerca el buen tiempo, es un el momento para plantearse la realización de ese estanque que van necesitando nuestras tortugas acuáticas.

Y es que, aunque en el interior de su acuario parecen estar correctamente (si están bien cuidadas) su tamaño nos obligará a darles un hogar mucho más amplio.

¿Qué es lo que se necesita para hacerles un estanque en el jardín?

Disponer de un espacio lo más tranquilo posible, en el que puedan desarrollar sus actividades diarias sin ser molestadas en exceso y puedan tomar el sol siempre que lo deseen. Cuanto más apacible sea el lugar que elijamos, ellas se sentirán más a gusto y crecerán mucho mejor.

Espacio de anchura que no sea menor de 25 cm. Puede tener la forma que más te guste, ya que no es algo que les influya en ningún momento. Y es recomendable que esté fabricado con materiales que les permitan salir del agua siempre que quieran.

¿Cómo debe ser de profundo?

Si quieres poder cazarlas para llevarlas al veterinario o hacerte más fácil la limpieza del estaque, no te emociones en exceso con la profundidad del lado más hondo.

Cuanto más profundo lo hagas, más complicado va a ser hacerte con ellas y mayores van a ser las posibilidades de que se estresen (no hay nada peor en este mundo que una tortuga cabreada). Lo ideal es que la profundidad sea de unos 55 a 65 cm.

Y con el agua, ¿qué hacemos?

Introducirla en el estanque sin cloro y, sobre todo, ponerle un filtro lo suficientemente potente para que limpie toda la porquería que generan tu tortuga o tortugas (son muy bonitas de pequeñas, pero cuando crecen ponen todo hecho un asco) y para que mantenga el agua lo más cristalina posible.

¿No te gustan las tortugas?

No hay problema. Siempre podrás utilizar estos pequeños consejos para fabricarte un estanque y llenarlo de coloridos peces multicolor, como las carpas koi, ranas o cualquier otro animal que se ajuste a tus gustos personales.