stripping

Peluquería canina: Stripping

Una de las técnicas más llamativas dentro de la peluquería canina es el stripping.

¿Qué tiene de diferente con respecto a las demás? Que se trata de una técnica en la que no se corta el pelo del perro, sino que se arranca.

Puede que parezca algo bastante bestia, pero es la única manera que existe de ayudar a los perros con el pelo duro (Teckel, Airiedale Terrier, Fox Terrier, Schnauzer…etc.) a librarse de ese pelo muerto que no pueden eliminar como el resto de sus congéneres.

Pero no es el único objetivo que se persigue con esta técnica, ya que si este pelo no se retira, puede llegar a ocasionar pequeños trastornos en la piel como infecciones foliculares o la molesta dermatitis.

¿Cómo se realiza esta técnica?

El stripping siempre debe ser realizado por profesionales que conozcan a la perfección esta técnica y sepan el tipo de corte que lleva cada raza

¿Por qué es tan importante la experiencia? Porque el stripping, si se efectúa de forma inadecuada, puede hacerle pasar un rato muy poco agradable a nuestro perro, además de dejarlo como un auténtico adefesio.

¡Ojo! No queremos decir que sea un “corte” de pelo en el que el animal lo pasa mal, pero si te tienen que arrancar el pelo con las manos (no es algo que le duela si se sabe de dónde tirar) o cortártelo de una determinada manera con la ayuda de una cuchilla, te quedas mucho más tranquilo con alguien de confianza.

¿No quieres hacerle pasar por eso?

Está bien. No es algo que haya que hacerse de forma obligatoria, ya que aunque a su piel le viene muy bien para poder renovarse, es un corte de pelo que suele realizarse mucho más por la estética, que por sus funciones prácticas y beneficiosas para el perro.