cotorra kramer

La cotorra de Kramer en los parques

Si vives en una gran ciudad en la que abunden los parques y jardines, es bastante probable que hayas observado en alguna ocasión a un pájaro de color verde que emite unos sonidos similares a los que hacen los periquitos.

¿Qué pájaro es? Uno del que la gente parece que se cansó demasiado pronto, soltándolo de forma indiscriminada por la ciudad: la cotorra de Kramer.

¿Tan molesta es para que se deshagan de ella de esa manera tan cruel? Pues no sabría decirte, ya que mi conocimiento de esta especie se circunscribe únicamente a mis observaciones mientras paseaba por el Campus en dirección a mi Facultad.

No sé cómo se comportarán en casa, pero cuando yo las veía posadas en las ramas de los árboles, no parecían ser tan escandalosas como todo el mundo afirma. Lo mismo es que en casa se transforman.

A pesar de su mala fama, lo cierto es que son animales bastante sociables, a los que con una socialización adecuada, se pueden tener en el mismo lugar que otros parientes más pequeños de su especie, como agapornis, periquitos, pinzones…etc.

No son tampoco demasiado caras de mantener, ni necesitan de una alimentación especializada para ellas, ya que su dieta principal se compone de semillas que se pueden adquirir en cualquier pajarería o tienda de mascotas y frutas.

Como puedes ver, no hay que hacer gastos excesivos para alimentarla y que mantenga una buena salud.

Entonces… ¿Por qué hay tantas en las ciudades? Posiblemente, porque muchas de las personas que las adquirieron hace tiempo, pensaron que ese pájaro tan mono no iba a vivir tanto (suelen llegar superar fácilmente la veintena de años) y que para gozar de una vida plena y feliz, bastaba con encerrarlo en una jaula de pequeñas dimensiones.

Dos errores fruto de la desinformación y la maldita costumbre de comprar un animal porque está de moda, que llevaron a sus desesperados amos a esperar que la naturaleza acabara con su estúpida compra.