iguana

Lo básico para tener una iguana

Una de las mascotas exóticas que más ha proliferado (y a la que desgraciadamente más han abandonado) en nuestro país en los últimos años, es la iguana verde.

Sí, sí… Esa adorable cosita de color verde, que parece tan frágil e inofensiva, a la que la naturaleza convierte en un bicho de tamaño bastante respetable, con unas uñas y una cola a las que nunca se debe perder de vista.

¿De dónde procede este animal?

La iguana que todos conocemos tiene su hábitat natural en las masas arbóreas situadas en América Central y gran parte de Sudamérica (aunque también se pueden encontrar algunos de estos ejemplares en las islas caribeñas y Florida) .

¿Qué necesita para vivir correctamente?

Si, después de conocer todos los detalles acerca del tamaño que pueden llegar a alcanzar, así como los años que van a permanecer junto a ti (es una especie muy longeva si se tiene en buenas condiciones) has decidido continuar adelante con la idea de adoptar o comprar una iguana, es el momento de conocer cuáles son los elementos básicos para que viva junto a ti.

Lo ideal es comprarle un terrario que pueda adaptarse a sus futuras necesidades de espacio.

Es posible que comprar un hogar de grandes dimensiones te parezca una auténtica locura. Pero, en cuanto comience a desarrollarse, el espacio se le quedará más reducido (la iguana puede llegar a medir hasta 2 metros).

Un hogar, que debe contar con una temperatura constante de entre 28 a 30 grados centígrados y una humedad semejante a la que podría encontrarse en cualquier bosque tropical.

¿Sola o en pareja?

Si sólo la quieres para que te haga compañía en tus ratos de soledad, lo mejor para ti es tener una sola iguana en casa.

Tener varias, si no vas a dedicarte a la cría profesional, te puede acarrear muchos más problemas que satisfacciones.