rana calzonuda

Rana calzonuda

Todos en nuestra infancia hemos acudido al campo a cazar renacuajos para ver cómo estos se van transformando poco a poco en ranas hechas y derechas.

Una afición, que a los niños de hoy en día no parece llamarles en absoluto la atención, pero nosotros podemos seguir practicando de una forma más profesional con la rana de ojos rojos o calzonuda.

¿De dónde procede esta llamativa rana?

Este llamativo anfibio de color verde brillante, tiene su hábitat en las selvas tropicales, por las que se desplaza saltando de un árbol a otro.

Son animales de pequeño tamaño (no llegan a crecer más de 7 u 8 centímetros). Y no les gusta demasiado el contacto humano.

¿Qué necesito para tener una de estas ranas en casa?

Comprar un terrario que esté completamente cerrado, ya que si encuentra cualquier pequeño resquicio puede escaparse.

Sus dimensiones mínimas deben ser de 40x40x60, para garantizar que tenga el suficiente espacio para saltar hacia la parte más alta sin lastimarse.

Como viene siendo habitual en este tipo de hábitats, también será necesario proporcionarle un sustrato adecuado a sus necesidades y una manta térmica por debajo para asegurar una temperatura lo más cercana posible a su hábitat natural.

Temperatura, que no debe bajar por la noche de los 20º C y que debe situarse a lo largo del día en torno a los 26 o 27 grados.

Al ser una especie tropical, también deberemos hacer que su terrario tenga un sistema automático de pulverización de agua para proporcionarle el porcentaje de humedad que necesite para tener una vida plena y feliz.

Para finalizar y como le pasa a cualquier rana común, necesitará que le acondicionemos una zona para que pueda disfrutar de un buen baño siempre que lo desee. Zona, que se puede crear con una bañera de reducidas dimensiones o una fuente pequeña.