pez mariposa

Pez Mariposa, un inquilino muy atractivo

Muy atractivo, sobre todo para aquellos que dedican su tiempo libre al cultivo de la acuariofilia y a la cría o contemplación de los peces de tipo tropical.

¿Y para el resto del mundo? Supongo que también, ya que el pez mariposa tiene unos tonos de color muy bonitos y es un pez al que se puede ver nadando por todo el acuario (siempre y cuando no se pongan elementos de decoración similares al color de sus escamas).

Antes de seguir hablando sobre este llamativo espécimen, queremos dejar claro que todo lo que te contamos en este artículo, son cuidados generales para los peces mariposa.

Lo aclaramos, porque existen 127 variedades y al no ser un sitio dedicado en exclusiva a los peces, no podemos dedicarles un artículo a cada uno.

¿De dónde procede el Pez Mariposa?

El pez mariposa es un pez tropical que se puede encontrar hoy en día en los arrecifes de coral que adornan las aguas de los mares Atlántico, Pacífico e Índico.

Características físicas

Al igual que el resto de las especies que moran en los arrecifes de coral, sus cuerpos son de colores muy vivos, como el amarillo que suele cubrir la totalidad o una parte importante de su anatomía, para facilitarles el camuflaje y evitar ser presa fácil de los depredadores.

Camuflaje al que también ayuda su pequeña talla, la cual se ve reducida en cautividad a tan solo 10 centímetros.

¿Qué necesitan para vivir?

Un acuario de tamaño adecuado, en el que se debe mantener una temperatura constante de 28º C, alta densidad específica aproximadamente de 1023, agua limpia y pura y una buena aireación.

¿De qué se alimentan? Depende del ejemplar que adquiramos, ya que los alevines necesitan una mayor cantidad de alimento vivo que los adultos. ¿Alimento vivo? Sí, sobre todo larvas de artemias, aunque con el tiempo se pueden adaptar a otro tipo de alimentos más asequibles.