arena para gatos

Fabrica tu propia arena para gatos

Todos los felinos, sean del tamaño que sean, se caracterizan por mantener una higiene corporal admirable.

Cuidan, además, de la limpieza de su habitáculo. Se alejan de él para realizar sus necesidades más básicas y acuden a un pequeño terreno acotado, al que todos conocemos con el nombre de bandeja o cajetín.

En ese lugar ponemos una arena especialmente diseñada para sus necesidades, que adquirimos en cualquier centro comercial o tienda de mascotas.

Precisamente es esta arena la que vamos a comentar cómo se fabrica en casa, con materiales tan fáciles de encontrar como papel de periódico, bicarbonato y agua corriente.

Será una arena sin molestos olores, completamente ecológica y totalmente biodegradable.

Como fabricar tu propia arena para gatos

1) Para fabricar tu propia arena para gatos, has de comenzar triturando las hojas de papel de periódico con la mano. Puedes ayudarte de unas tijeras o de una trituradora de papel, en el caso de que tengas una cerca.

2) Una vez que el papel está triturado, el siguiente paso es mojar el papel con agua tibia, agregándole un poco de detergente biodegradable y dejarlo reposar durante unos minutos.

3) Acto seguido, coge los papeles e introdúcelos en un colador o algo similar (que puedas usar para ese propósito) para eliminar el exceso de agua.

4) Vuelve a empapar los papeles en agua tibia, pero no le agregues en esta ocasión detergente y escúrrelos una vez más.

5) Cuando toda el agua se haya ido, echa bicarbonato sobre el papel mojado y comienza a amasar ambas cosas escurriendo toda el agua que quede en su interior.

6) Ya sin agua, déjala endurecerse durante todo un día sobre un lugar que esté completamente plano. Pasadas 24 horas, podrás hacer uso de la mezcla en la bandeja de tu gato.

¿No te acaba de convencer mucho este tipo de arena? Sinceramente a mí tampoco me parecía una buena idea. Pero la verdad es que funciona bastante bien y es más económica que las arenas comerciales.