boyero de berna

Boyero de Berna

Cuando cualquier persona piensa en Suiza, lo primero que se le viene a la mente son los chocolates, quesos, relojes y un sinfín de cosas más, entre las que casi nunca están sus perros.

¿Suiza posee razas de perros propias? Sí y la verdad es que son todas tan bonitas que resulta complicado quedarse con una sola.

A pesar de esta pequeña dificultad, si tuviera que quedarme con una, creo que la elegida sería el Boyero de Berna.

¿De dónde surge el Boyero de Berna?

Tal y como estás pensando en estos momentos, este fantástico animal tiene su origen en el Cantón de Berna (aunque ya hay testimonios de su existencia en la Edad Media antes de la formación de los cantones suizos).

Un lugar en el que gozó de gran fama y prestigio gracias a su destacado papel como defensor de los hogares de sus dueños y sus preciados ganados.

Características físicas del Boyero de Berna

Probablemente lo que más llame la atención del Boyero de Berna para aquel que lo ve por primera vez, además de su sedosa cabellera, sea lo enorme de su figura.

Una figura que puede llegar a desarrollarse hasta los 70 centímetros, si es macho, y hasta casi el medio metro en el caso de las hembras.

¿Se puede encontrar en más colores que el típico negro y fuego? Lamento decirte que no. Mira bien su pelaje en la imagen. Si alguien te intenta vender un Boyero de Berna con otros colores, desconfía inmediatamente de sus intenciones.

Carácter del Boyero de Berna

Tal y como ya hemos dicho un poco más arriba, los Boyeros de Berna son perros muy tranquilos y sociables.

Además, muy inteligentes, con capacidad de adaptarse a cualquier entorno. Y, por si fuera poco, cuidan de los suyos sin necesidad de imponer su impresionante físico.